TRUCOS CASEROS PARA ACLARAR TU PIEL. TE DEVOLVERÁ TU BELLEZA!

La apariencia es nuestra carta de presentación física ante el mundo y algo que siempre da señales de que algo anda bien o mal es nuestra piel. La edad y la higiene juegan papeles muy importantes en esto, ya que con el paso de los años nuestros hábitos pueden cambiar teniendo como resultado una que otra manchita en el cuello, axilas o codos.

 

 
Esta situación puede causarnos algo de molestia o vergüenza ya que no es algo que podamos tapar, al menos que salgamos con cuello de tortuga a todas partes. Puede que no podamos esconderlas pero hacer que desaparezcan es posible y la mejor parte es que no necesitas quedarte en la quiebra para lograrlo.

 

 

Aquí te dejamos algunos ingredientes que puedes utilizar para aclarar y eventualmente eliminar esas odiosas manchitas.

 

[SPOILER TITLE=’Ver información completa’]

1. Lima

El ácido de esta fruta tiene propiedades aclarantes, estas remueven las células muertas que son las que ocasionan manchas oscuras. Es importante no confundir la lima amarilla con el limón verde, ya que esto podría evitar que se consigan los efectos deseados.

Otra cosa que debes recordar es que al aplicar este remedio debes evitar estar en el sol ya que puedes crear un efecto contrario e incrementar el color de tus manchas.

QUÉ HACER:● Exprime un poco de la lima en un recipiente y con tus manos aplica el jugo en las zonas deseadas. Déjalo por diez minutos y enjuaga con agua tibia. Al finalizar, pasa unas rodajas de pepino para humectar la piel. Repite diario o cada dos días.

● Otra opción es mezclar dos cucharadas de miel de abeja con el jugo de la lima. Aplícalo en la zona por 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

 

2. Cúrcuma
Este polvito naranja no sólo eliminará las manchas de la piel sino que también ayuda a reducir cicatrices y aliviar brotes causados por alergias.

QUÉ HACER:● Mezcla una cucharada de cúrcuma con un poco de jugo de piña para crear una pasta. Aplícala en la zona deseada y déjala secar. Una vez seco, enjuaga con agua tibia. Repite dos o tres veces por semana.

 

3. Miel de abeja
¿Quieres una piel clara e hidratada a la misma vez? La miel de abeja será tu nuevo mejor amigo, además que sus propiedades antibacteriales previenen infecciones.

QUÉ HACER:● Aplíca la cantidad que gustes sobre el área deseada. Déjala secar y enjuaga con agua tibia. Repite diario o cada dos días.

4. Aloe vera
Si tu piel se irrita con facilidad, esta planta es la solución para eliminar las manchitas. Al aplicarla aliviarás cualquier irritación e inflamación que tengas, al mismo tiempo humecta y estimula el crecimiento de células nuevas.

Al igual que la lima, evita estar en el sol por lo menos un día después de aplicar el remedio.
QUÉ HACER:

● Si puedes conseguir la sábila (aloe vera) de manera comercial, evitarás tener que abrir la planta y extraer el gel.

● Una vez que obtengas este, toma una bolita de algodón para aplicarlo en la zona deseada. Déjala secar por media hora y enjuaga con agua tibia. Repite diario o cada dos días.

5. Bicarbonato de sodio
Uno de los factores más importantes para mantener una piel clara es tener un pH (niveles de acidez en el cuerpo) balanceado. Con el bicarbonato podrás eliminar cualquier impureza y células muertas de tu piel.

QUÉ HACER:

● Mezcla un cucharada de bicarbonato con una poco de jugo de lima para crear una pasta. Aplícala en la zona deseada y masajea durante un minuto. Enjuaga con agua tibia para remover. Repite diario o cada dos días.

6. Pepino
No creas que sólo es para los ojos cuando te haces unas mascarilla. Esta fruta es un excelente remedio para reparar la piel, ya que elimina células muertas y le agrega un brillo natural.

QUÉ HACER:

● Antes de dormir, corta unas rodajas y frotalas en las zonas deseadas. Déjalas durante la noche y enjuaga con agua tibia a la mañana siguiente. Repite esto todas las noches.

7. Aceite de coco
Rico en antioxidantes, este aceite ayudará a recuperar lo radiante de tu piel debido a que la piel lo absorbe.
QUÉ HACER:

● Para una mejor aplicación, calienta un poco en el microondas para que se haga más suave. Aplícalo en las zonas deseadas y masajea por diez minutos. Al finalizar, enjuaga con agua tibia. Repite diario o cada dos días.

[/spoiler]