Se robaba niñas de 7 años para convertirlas en muñecas. Mira en cuanto las vendía y a quien…

La siguiente historia tuvo lugar en Rusia, fue en el año 2011 cuando la vida Anatoly Moskvin tomó otro rumbo, este hombre era uno de los historiadores más reconocidos en su país, era capaz de memorizar miles de datos, un hombre culto y aventurero, le fascinaban las lenguas de otro país, no por nada fue capaz de hablar más de 13 idiomas, a él le gustaba investigar sobre las culturas y la manera en que manejaban la muerte, había recorrido más 750 cementerios en diferentes partes del mundo pero todo cambió cuando…

Su vida se convirtió en una investigación, desde joven no le importaba la vida de diversión, no le gustaba beber ni fumar y jamás se le conoció una chica oficial, cuando terminó la universidad decidió seguir estudiando y empezó periodismo, por un tiempo trabajó en varias revistas y medios locales pero al final se dio cuenta que no era lo suyo y volvió a su pasión.

El proyecto que más captó su atención fue ¨Las causas más frecuentes de muertes en la región¨ y entonces inició la travesía, no importaba si era de noche o de día, cualquier hora era buena para recorrer cada rincón en los cementerios, estaba tan interesado en esto que durante más de 6 años dedicó su tiempo completo para encontrar hasta el último detalle.

Sin embargo, sus amistades se alejaron, dejó de dar clases en la universidad, apenas y comía en el día, sus familiares estaban preocupados por su situación, cada que ellos intentaban visitarlo él ponía algún pretexto para que no fueran. Sin embargo, una de sus hermanas lo tomó por sorpresa, cuando llegó él no quería abrir la puerta pero para disimular sospechas le permitió entrar a la sala, lucía bastante nervioso, su plática era muy seca y claramente se veía como le sudaban las manos, durante la conversación mezcló varios idiomas lo que le pareció extraño a su hermana, Anatoly estaba a un paso de la locura. SEGUIR LEYENDO

Loading...
Close