Se robaba niñas de 7 años para convertirlas en muñecas. Mira en cuanto las vendía y a quien…

La siguiente historia tuvo lugar en Rusia, fue en el año 2011 cuando la vida Anatoly Moskvin tomó otro rumbo, este hombre era uno de los historiadores más reconocidos en su país, era capaz de memorizar miles de datos, un hombre culto y aventurero, le fascinaban las lenguas de otro país, no por nada fue capaz de hablar más de 13 idiomas, a él le gustaba investigar sobre las culturas y la manera en que manejaban la muerte, había recorrido más 750 cementerios en diferentes partes del mundo pero todo cambió cuando…

Su vida se convirtió en una investigación, desde joven no le importaba la vida de diversión, no le gustaba beber ni fumar y jamás se le conoció una chica oficial, cuando terminó la universidad decidió seguir estudiando y empezó periodismo, por un tiempo trabajó en varias revistas y medios locales pero al final se dio cuenta que no era lo suyo y volvió a su pasión.

El proyecto que más captó su atención fue ¨Las causas más frecuentes de muertes en la región¨ y entonces inició la travesía, no importaba si era de noche o de día, cualquier hora era buena para recorrer cada rincón en los cementerios, estaba tan interesado en esto que durante más de 6 años dedicó su tiempo completo para encontrar hasta el último detalle.

Sin embargo, sus amistades se alejaron, dejó de dar clases en la universidad, apenas y comía en el día, sus familiares estaban preocupados por su situación, cada que ellos intentaban visitarlo él ponía algún pretexto para que no fueran. Sin embargo, una de sus hermanas lo tomó por sorpresa, cuando llegó él no quería abrir la puerta pero para disimular sospechas le permitió entrar a la sala, lucía bastante nervioso, su plática era muy seca y claramente se veía como le sudaban las manos, durante la conversación mezcló varios idiomas lo que le pareció extraño a su hermana, Anatoly estaba a un paso de la locura. SEGUIR LEYENDO

VER INFORMACIÓN COMPLETA

Eso sin contar que su casa tenía un olor bastante desagradable, la mujer sentía ganas de vomitar y sólo dijo: ¨¿Qué es ese olor tan espantoso?¨ pero el historiador explicó que había puesto algo para las ratas y quizás alguna estaba muerta por ahí, después dijo que tenía que salir de emergencia así que prácticamente echó a su hermana de la casa.




La mujer quedó tan asombrada del comportamiento de su hermano, que decidió llamar a la policía pues temía que Anatoly estuviera involucrado en la desaparición de los cadáveres hace unos meses en los cementerios. Los oficiales decidieron ir a su casa para que el historiador los guiará en la situación ¿quién mejor que él para algo del cementerio?

Fue en el 2011 cuando las autoridades entraron a la vivienda de Anatoly y descubrieron algo que era capaz de erizar la piel de cualquiera, cuando entraron vieron que había decenas de muñecas decorando cada rincón de su hogar, vestidas de novia, fiesta y hasta en pantalones, con un maquillaje intacto, este hombre se había vuelto el coleccionista de cadáveres de mujeres entre los 7 y 15 años. Según cuentan las autoridades, las muñecas eran vendidas en el mercado negro a altísimos costos. Eran compradas por millonarios de todo el mundo, así como muchos famosos que por razones de privacidad no mencionaremos sus nombres en esta nota.
 Cuando Anatoly sintió que no tenía salida comenzó a gritar desesperadamente ¨Déjenlas son mis niñas, no les hago daño¨ mientras intentaba liberarse de las esposas. Resulta que el hombre aprovechaba los permisos que tenía por su trabajo para profanar las tumbas en la madrugada, una vez que tenía el cadáver lo envolvía en plástico y en su casa preparaba todo un ritual para darles la bienvenida mientras las vestía de forma llamativa.
Hasta el día de hoy, se siguen subastando algunas de estas muñecas que según los expertos, sus costos han aumentado dramáticamente. Según distintos sitios de Internet, el costo de esa muñeca fue superior a los 400,000 dólares. Fue comprada por un empresario chino, según las declaraciones de los detectives rusos involucrados en el caso.
Los expertos determinaron que el hombre estaba fuera de sus facultades mentales, así que lo trasladaron a un hospital mental donde pasará el resto de sus días. En los rincones más oscuros de Internet, aún se encuentran fotos de sus terribles creaciones.
[collapse]
Loading...
Close