Un sacerdote entra a una casa abandonada. Lo que vio adentro lo hizo suicidarse. ESTO FUE LO QUE VIO. | NotiSorpresas

Un sacerdote entra a una casa abandonada. Lo que vio adentro lo hizo suicidarse. ESTO FUE LO QUE VIO.

Todos hemos soñado con escapar algún día del estrés, las obligaciones a diario, la contaminación y llegar a ese lugar a las orillas del bosque donde no tenemos otra responsabilidad que no sea ser felices. Sólo necesitamos comida y agua, despertar con los rayos del sol, pero ¿Realmente serías capaz de dejar todo y huir a los adentros de la naturaleza? Esto fue lo que una pareja en Ontario Canadá hizo para ser libre y la escalofriante historia que lo acompaña 30 años después…

Dejaron todo lo que tenían en la ciudad y se fueron a vivir a una cabaña en el bosque, sus hijos ya estaban grandes y se sentían enfadados de la rutina, querían paz y respirar aire puro, así que partieron, al principio las cosas fueron complicadas, adaptarse a la naturaleza, cada dos semanas realizaban un viaje de 5 horas con el fin de conseguir víveres, sus hijos los visitaban cada mes. Esa era su vida, pero lo interesante sucede muchos años adelante.

Los años pasaron y poco a poco su hogar se volvió bastante acogedor, tenían sus propios huertos, sin necesidad de ir fuera, sin embargo los años no pasaron en vano y la vejez llegó a sus vidas. Marie, a sus 75 años ya sufría los achaques de la edad, mientras que su esposo John, apenas y podía caminar, fue cuestión de un par de años para que Marie perdiera la vida aquella mañana mientras dormía. Las causas de la muerte fueron naturales. 6 meses después John también falleció, pues desde que su esposa ya no estaba sus días se volvieron grises, las ganas de comer desaparecieron y la tristeza se volvió su mejor compañía, sus hijos ocupados ya no lo visitaban con frecuencia, así que aquel hogar quedó abandonado.

Curiosamente, quienes conocían a los viejos decían que se habían vuelto locos, pues hablaban de fantasmas y espíritus, siempre mencionando que había una ”guerra” entre el bien y el mal en la tierra y que desgraciadamente, el diablo la estaba ganando.

Treinta años después de la muerte de la pareja de ancianos, la casa lucía desgastada y sin vida, pero un sacerdote canadiense fanático de la fotografía, decidió entrar al lugar para capturar algunas imágenes, pues había escuchado las escalofriantes historias de los viejitos y se encontraba muy interesado.

 

La madera era bastante vieja y sentía un misterio enorme de saber ¿qué era lo que había? Cuando puso un pie dentro realmente quedó asombrado con lo que encontró, se sentía una presencia extraña dentro de la casa, pues parecía que nuca se habían ido de ahí. Todos los muebles, incluyendo las camas, aún conservaban el olor de sus antiguos dueños.

Durante toda su estadía el sacerdote sintió que lo estaban mirando, pero no sintió peligro, por lo que tomó unas fotografías del lugar. Seguir Leyendo…

Después de tomar las fotografías, algunos muebles empezaron a moverse de lugar, por lo que el sacerdote hizo una oración y les agradeció a la pareja por permitirle conocer su hogar. En ese momento, las nubes que nublaban el cielo se fueron y una cálida luz solar entró en la habitación.

El sacerdote se despidió y cerro bien la puerta. Dejó que los espíritus de la pareja siguieran habitando su linda casa.

De manera misteriosa, a las 3 semanas de la visita del sacerdote, murió de una manera muy misteriosa ingiriendo medicamentos para dormir. Las autoridades dicen que fue un suicidio, pero quienes lo conocen aseguran lo contrario. Nadie sabe que fue lo que pasó y si es que están ligados estos acontecimientos. Lo que es verdad es que después de la muerte del sacerdote, nadie se ha atrevido a entrar de nuevo a ese lugar. Hasta la fecha, sigue intacta la casa.

Loading...
Close