Miren como este padre se hizo un tatuaje para que su hija no se sintiera distinta

A un padre se le rompe el corazón cuando sus hijos sienten que no encajan. El neozelandés Alistair Campbell decidió ir un paso más allá para ayudar a su hija Charlotte, que tiene que llevar un implante coclear. La pequeña de 6 años sufre pérdida extrema de audición y recibió su primer implante cuando tenía 4 años. Así que su padre decidió apoyarla tatuándose uno en la cabeza.

“Realmente lo hice por amor a ella. Mi pelo volverá a crecer,” dijo Campbell al New Zealand Herald. Cuando le preguntaron si los 45 minutos que tardaron en hacerle el tatuaje fueron dolorosos, respondió que “sintió un poco de dolor, pero nada que no pudiera soportar.” Campbell no tiene más tatuajes y planea dejarse crecer el pelo de nuevo. Se lo rapará en ocasiones especiales o cuando Charlotte se lo pida.

La pérdida de la audición le viene de familia. La madre de la señora Campbell también tenía que llevar un implante, y Lewis, el segundo hijo de la pareja, también necesita ayuda para oír. Un implante coclear es un aparato electrónico implantado quirúrgicamente que proporciona sentido del oído a las personas con sordera profunda o muy duras de oído.

Charlotte, la hija de Alistair Campbell tiene dos implantes cocleares

Loading...

implante2
Su esposa Anita Campbell también lleva uno, y su hijo Lewis necesita ayuda para escuchar bien

campbell-2

Su padre Alistair estaba decidido a mostrar apoyo a su hija. Cuando ella estuvo lista para su 2º implante, él se tatuó uno en la cabeza

implante

 

 

Ft

Loading...
Close