Cuando estás soltera, puedes ser cualquiera de estos tipos de personas sin que realmente afecte a nadie, pero cuando te involucras en una relación, se vuelve muy diferente.