Descubren un medicamento que permite regenerar los dientes sin necesidad de empastes

Varios investigadores han identificado un fármaco que puede regenerar los dientes desde dentro hacia fuera, posiblemente reduciendo la necesidad de rellenos artificiales. Sus resultados han sido publicados en Scientific Reports.

El fármaco fue utilizado previamente en ensayos clínicos de Alzheimer, y ahora parece mejorar la capacidad natural del diente para curarse a sí mismo.

Funciona mediante la activación de las células madre dentro del centro de la pulpa del diente, lo que provoca que la zona dañada regenere la dentina, que constituye la mayor parte del diente.

“La simplicidad de nuestro enfoque hace que sea ideal como producto dental clínico para el tratamiento natural de grandes cavidades, proporcionando tanto la protección de la pulpa, como la restauración de la dentina,” dijo el autor principal Paul Sharpe del King College de Londres.

“Además, el uso de un medicamento que ya ha sido probado en ensayos clínicos para el Alzheimer, ofrece una oportunidad real de conseguir este tratamiento dental rápidamente en clínicas.”

Cuando un diente está dañado, la pulpa puede estar expuesta, aumentando así el riesgo de infecciones. Para evitar eso, nuestro cuerpo secreta una fina capa de dentina, que evita la entrada de elementos externos.

Pero este proceso no es suficiente para evitar la vulnerabilidad, por lo que los dentistas perforan la cavidad y luego cubren el área con relleno artificial, un tratamiento que ha funcionado en el pasado, pero que no es perfecto.

“Los rellenos funcionan bien, pero si el diente puede reparase a sí mismo, sin duda sería la mejor manera.”

Sharpe y su equipo descubrieron que el fármaco Tideglusib estimulaba las células madre en el interior del diente para crear más dentina de lo habitual y regenerar toda la estructura sin necesidad de añadir ninguna sustancia extraña en absoluto.

Los investigadores utilizaron Tideglusib en dientes dañados en ratones para ver cómo se promovía la activación de células madre. El fármaco se aplicó a la cavidad en una esponja de colágeno biodegradable impregnado en moléculas Tideglusib, y entonces todo se sella en el interior.

Después de varias semanas, el equipo vio que la esponja de colágeno se había degradado, y los dientes habían regenerado la suficiente dentina para rellenar el vacío.

El proceso en sí es muy similar a un relleno normal, pero en lugar de poner un relleno artificial, los médicos están alentando el crecimiento de la dentina natural, que hace que los dientes están más sanos a largo plazo.

“La odontología no sólo se refiere a las perforaciones y los empastes, sino también acerca de cómo mantener los dientes sanos”, Ben Scheven, biólogo celular de la Universidad de Birmingham, Reino Unido, que no participó en el estudio.

“Sobre todo porque se trata de un tratamiento accesible y barato, puedo imaginar que se utilice en clínicas.”

Teniendo en cuenta que la técnica ha sido hasta ahora, sólo probada en ratones, queda aún mucha investigación para confirmar que los resultados pueden ser aplicados en humanos.

La buena noticia es que Tideglusib y las esponjas de colágeno utilizadas en el procedimiento han pasado dos ensayos clínicos de otros tratamientos, lo que probablemente vaya a acelerar el proceso.

Todavía hay que recorrer un largo camino antes de que esta opción esté disponible en nuestro dentista local, pero estos avances son una gran noticia para la odontología.

¡Comparte este descubrimiento con tu familia y amigos!

Loading...
Close